¿Qué factores influyen en el precio del crudo?


El precio del crudo ha sido, durante décadas, decidido en gran manera por la demanda desde Estados Unidos y la oferta de los productores miembros de la OPEP, pero el rápido ascenso de la producción de petróleo de esquisto en EE. UU. y el increíble crecimiento de la economía china han hecho que el precio del crudo hoy en día dependa de muchas más variables.


OFERTA Y DEMANDA GLOBAL.

costes-extraccion-petroleo

El cambio de siglo conllevó el comienzo de una gran transformación en el mercado del crudo a nivel global. El precio ya no estaba determinado por la demanda desde Estados Unidos, el mayor consumidor de petróleo del mundo, ni por la oferta de los 14 miembros de la Organización de los países exportadores de petróleo (OPEP). China pronto se erigió como el segundo mayor consumidor de petróleo, e India saltó al tercer puesto adelantado a Japón. Esto coincidía con los desarrollos tecnológicos que permitieron que el petróleo se extrajera del esquisto, beneficiando así a la producción de crudo en EE. UU.

Este nuevo escenario en la oferta y demanda global de crudo se ha hecho más evidente con las grandes fluctuaciones en los precios de los últimos 16 años. En el año 2000, el precio del petóleo rondaba los 38 $ por barril, y siguió aumentando casi sin obstáculos durante los ocho años siguientes mientras que la economía China se disparaba, alcanzando un pico de 150 $ por barril en junio de 2008. La demanda global en ese momento superaba a la oferta, especialmente teniendo en cuenta que la segunda guerra de Iraq (2003 – 2006) eliminó a uno de los principales productores de la escena. El impacto de la crisis financiera de 2008 envió rápidamente el precio del crudo de vuelta a los 50 $ por barril, pero pronto se recuperó debido a la insaciable demanda de China, que se mantenía, y alcanzó un nuevo pico de casi 120 $ en 2011.

Después, a mediados del 2014, el precio volvió a caer de nuevo. Esto coincidió con el temor cada vez mayor de una deceleración de la economía china y con el boom en la producción de petróleo de esquisto, que había hecho que las importaciones netas de productos de crudo y petróleo en EE. UU. descendieran desde los máximos de 13 millones de barriles al día en 2006 a menos de cinco millones de barriles diarios. Incluso con los precios cayendo, situándose por debajo de los 30 $ el barril en enero de 2016 y por primera vez desde 2002, los miembros de la OPEP, encabezados por Arabia Saudí, siguieron produciendo a niveles récord. Su principal objetivo era proteger la cuota de mercado, pero en realidad estaban tratando de retar a la industria estadounidense de petróleo de esquisto, que tenía un coste de producción mucho más alto. En consecuencia, muchas de estas perforadoras en EE. UU. pararon su producción. Sin embargo, la tecnología sigue desarrollándose y el coste de la producción de petróleo de esquisto está descendiendo, por lo que los números relativos a este sector en EE. UU. están volviendo a aumentar.

Se prevé que la oferta y la demanda vuelvan a equilibrarse en 2017, pero se necesitará más tiempo para que la superproducción global se reduzca y para que los niveles vuelvan a estadios normales.

Crisis geopolíticas y producción

1473680161091

La oferta en el mercado del crudo está particularmente vinculada a movimientos geopolíticos. Muchos de los mayores productores están en Oriente Medio, por lo que la oferta se ha visto influenciada por asuntos como las guerras de Iraq, las sanciones a Irán o la primavera árabe en Libia. Rusia, actualmente sancionada por la anexión de Crimea, es una de las principales fuentes de producción fuera de la OPEP.

También hay que tener en cuenta el impacto del terrorismo. Nigeria, el mayor productor del continente africano, ha luchado por mantener los niveles de producción estables a pesar de los ataques de grupos terroristas a sus instalaciones petroleras y oleoductos. Aunque los ataques suelen reducirse a incidentes individuales y esporádicos, el impacto global de todos ellos puede llegar a tener un efecto determinante en los niveles de producción de este “oro negro”.

¿Cómo puede un inversor estar al tanto del escenario global de oferta y demanda?

Como se ha dicho, la ecuación entre la oferta y la demanda tiene muchas claves. No obstante, los inversores sí pueden realizar un seguimiento, estando al día de ciertas cifras clave que impactan en el precio. Estas son algunas de ellas:

Resultados económicos globales: en especial aquellos que ofrezcan pistas sobre el estado de la economía china. China no ofrece estadísticas fiables sobre la demanda de petróleo, por lo que debemos utilizar datos económicos más generales para hacernos una idea de la demanda subyacente.

Datos sobre petróleo en Estados Unidos: esto incluye los inventarios semanales de petróleo y derivados de la EIA, la Administración estadounidense de Información sobre la Energía, y los conteos semanales de plataformas petroleras ofrecidos por Baker Hughes.

OPEP: Esta organización redacta un informe mensual que determina el estado en que se encuentra el mercado del crudo y ofrece cifras actualizadas sobre la producción relativas a sus miembros. Lo más importante son sus reuniones, donde los ministros responsables del sector en los 14 países miembros del grupo se reúnen para tratar temas como techos de producción o congelaciones. Las reuniones en las que están presentes países rivales como Arabia Saudí, Irán o Iraq no siempre terminan en acuerdo.

El dólar americano

Un factor principal a la hora de determinar la dirección de los precios del petróleo es la dirección del USD. El petróleo se denomina en dólares, por lo que, cuando el dólar se aprecia, el petróleo desciende en valor. Por esta razón, suele haber una relación inversa entre el dólar y el precio del crudo: cuando el dólar sube, el precio del crudo desciende y viceversa.

El tiempo meteorológico

Las condiciones meteorológicas a nivel global suelen influir en el precio del crudo, aunque el impacto no suele durar mucho. Los incendios forestales en Canadá, que afectan a algunas áreas de arenas petrolíferas del país, hacen que el precio suba solo durante un corto periodo de tiempo, ya que, cuando los incendios se han extinguido, los precios descienden rápidamente.


tec_letras_png