La hora de la verdad en las bolsas europeas


bolsa-europeaNueva semana de difícil valoración, en la que el IBEX35 siguió empujando de la mano de los grandes bancos. Y así sucedió, aunque en menor medida, también en el resto de la eurozona por el mismo motivo. Fue una semana EN la que se alcanzaron resistencias extraordinarias, los niveles que delimitan la tendencia bajista de los últimos meses, las metas volantes a batir para que la carrera haya sido algo más que un clásico, para que estemos ante una auténtica vuelta. Una vuelta a la zona de alto previo, se entiende.

Y sin embargo, fue una semana en la que no pudimos contar con el mercado norteamericano; ni siquiera ayer cuando pese al buen dato de PIB se frustraron las compras debido a las noticias que afectaron a la carrera electoral norteamericana. Unas veces por culpa del dólar y ahora pese a él. Son las correlaciones, seres inestables y ambiguos a los que hay que acogerse de forma prudente.

El movimiento 2015/2016 del IBEX35, como ya he planteado desde febrero, recuerda en casi todo a lo sucedido en 2011/2012. Y como puede verse en el gráfico adjunto, hoy el índice se encuentra en plena zona de resistencia clave en su versión total return -con dividendo y ampliación ajustada-. La confirmación del doble suelo -s1s2?- que hoy se propone tiene en el hueco de apertura anual desplegado en la primera sesión del año, frente al que nos encontramos, un último desafío; pues de superarse ese nivel de forma confirmada el chartismo propondría una proyección mínimo teórica hacia los altos históricos marcados en el primer trimestre de 2015.

El Ibex 35, en plena zona de resistencia clave

Contando con la ayuda de algunas referencias europeas que están en una situación no muy distinta, intentado batir niveles clave de medio plazo que cierren año y medio de corrección desde un punto de vista formal, y con un empujoncito del mercado norteamericano, casi paralizado desde hace algunas semanas, debiera ser posible. Hoy no tenemos lecturas extremas que corregir. Eso, recordarán, sucedía el pasado febrero y por ello parecía razonable llevarle la contra a la tendencia. Hacerlo sin ello, sobre todo a la tendencia alcista, a mí hace años que no me parece ya no razonable incluso pese a las dos pautas envolventes desplegadas por el Nasdaq en gráfico semanal. Al menos, perdamos un primer soporte para pensar en llevar la contra…

Sí, ya sé que tiene que llegar el fin del mundo más pronto que tarde, pero a mí mis pequeñas herramientas, a las que no hay que hacer ningún caso, me siguen diciendo que por ahora no va a ser así. Al fin y al cabo hace años que lo escuchamos, y a mí me cuesta creer que en Wall Street se hayan roto dos años de lateralidad por capricho, para tentarnos y atraernos hacia las tinieblas. No digo yo que no, que nada sé, pero no seamos los primeros en apostar por ello.


tec_letras_png