Forex: 5 cosas de las que estar pendientes esta semana


como-se-comporta-mercado-divisas-forex-caracteristicasHa sido un comienzo tranquilo de una semana que será movida en el mercado de divisas. El dólar ha perdido posiciones con respecto a las demás monedas principales tras un informe sobre el sector manufacturero más flojo de lo previsto. El índice Empire State ha bajado por tercer mes consecutivo, lo que indica una mayor contracción de la actividad manufacturera de la región de Nueva York. En -6.8 puntos, el índice alcanzó su cota más baja desde mayo de 2016. Los economistas esperaban una mejora pero el reciente fortalecimiento del dólar plantea un riesgo importante para la actividad del sector manufacturero y este lastre probable se notará en Filadelfia también, lo que es mala señal en cuanto al informe del jueves. No va a haber mucho movimiento de datos de Estados Unidos esta semana, por lo que la atención se centrará en el rendimiento de los bonos y las declaraciones de los funcionarios de la Reserva Federal. Hoy ha comparecido el vicepresidente Fischer de la Fed y ha anunciado que el banco central está cerca de alcanzar sus objetivos. También ha advertido que no podemos esperar que suban los salarios sin inflación. Sus declaraciones no han sido muy determinantes, lo que podría explicar la mala actuación del USD/JPY. Los precios al consumidor de Estados Unidos se publican mañana y aunque el IPC es importante, el nivel de inflación es muy bajo y el pequeño repunte que esperamos dificultará las intenciones de la Fed de subir los tipos de interés aunque sea un poco ‒lo que más importa ahora es el crecimiento laboral y de los salarios.

En cambio, el calendario económico fuera de Estados Unidos viene bien cargado, pues se acercan acontecimientos financieros importantes en otras partes del mundo. Entre ellos, los cinco más importantes de la semana serán los siguientes en orden de su posible impacto sobre las divisas:
1. Anuncio de política monetaria del Banco Central Europeo
2. Decisión del Banco de Canadá sobre los tipos de interés
3. PIB del 3T de China
4. IPC de Nueva Zelanda
5. Empleo de Australia

Otras publicaciones como el IPC, las ventas minoristas y el empleo del Reino Unido, y el informe sobre el gasto de los consumidores de Canadá tendrán también un impacto significativo en sus respectivas divisas, pero creemos que observaremos una mayor volatilidad en los cinco acontecimientos mencionados porque tienen implicaciones directas en las futuras acciones de política monetaria.

El primero de estos cinco acontecimientos será el informe de precios al consumo de Nueva Zelanda de esta noche. El dólar de Nueva Zelanda ha ofrecido una actuación sorprendentemente buena a pesar de la disminución de la actividad del sector servicios y las prudentes declaraciones del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda. El lunes pasado, el vicegobernador McDermott anunció que espera que la inflación baje y que por lo tanto hagan falta más medidas de relajación de la política monetaria. Sin embargo, el NZD ha sido divisa que mejor actuación ha ofrecido hoy porque los inversores son escépticos en cuanto a la voluntad del banco central de bajar los tipos de interés en un momento en que la actividad del sector manufacturero está evolucionando a su ritmo más rápido desde enero. En otras palabras, el informe sobre el IPC podría reajustar las expectativas de relajación del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda. Si el crecimiento del IPC se ha ralentizado del 0,4% al 0,1% como esperan los economistas, las preocupaciones del banco central estarán justificadas y el par NZD/USD revertirá rápidamente sus recientes ganancias. Sin embargo, si el IPC sube un 0,2% o más, puede que sólo se observe un discreto descenso del NZD y, si el crecimiento interanual se mantiene anclado en el 0,4% o, mejor aún, se acelera, el NZD/USD podría dispararse hasta los 72 centavos.

El Banco de la Reserva de Australia también dará a conocer las actas de su reunión de octubre esta noche, lo que nos parece menos importante que las cifras sobre empleo de Australia porque las actas se hacen eco del anuncio de este mes. Si hacemos memoria, el banco central se mostró optimista en cuanto a la economía y el mercado laboral. Sólo se mostraron preocupados sobre la fortaleza de la moneda. Sin embargo, si mira adelante, deberían añadir a China a sus preocupaciones, pues los últimos datos comerciales han mostrado una disminución significativa de la demanda. Afortunadamente, se espera que el crecimiento del empleo haya aumentado según los informes sobre los PMI del sector manufacturo, de los servicios y de la construcción. Nos preocupa que el crecimiento y las ventas minoristas de China desciendan porque, además del descenso de las cifras comerciales de China, el Banco Popular de China cree que es necesario devaluar significativamente la divisa pero que permitan o no que se refleje en los datos es otra cuestión. El AUD y el NZD se han visto sorprendentemente fortalecidos pero sus ganancias no están justificadas en vista de la subida del dólar, la política monetaria de la Fed y el debilitamiento de la actividad económica de China, uno de sus socios comerciales más importantes.

El dólar canadiense ha subido un poco más hoy a pesar del descenso de los precios del petróleo. Esto fue debido a los rumores acerca de que Irán está intentando producir 5 millones de barriles de petróleo al día, lo que está por encima del nivel anterior a las sanciones, 4 millones de barriles. Los precios del petróleo son importantes para Canadá y la reciente subida desempeñará un papel clave en las previsiones del Banco de Canadá de esta semana. Se espera que los tipos de interés permanezcan inalterados, por lo que la cuestión es si las mejoras en la actividad comercial y del sector manufacturero pueden eclipsar la caída del gato y los precios al consumo. El par USD/CAD se ha aproximado al límite inferior del rango en que se ha mantenido durante las últimas dos semanas y que descienda o repunte a partir de ahora dependerá del tono del Banco de Canadá.

La libra ha permanecido sometida a una gran presión pues el Tribunal Supremo del Reino Unido celebra su segunda jornada de audiencias sobre el Brexit. No ha habido ningún anuncio oficial sobre el derecho del Parlamento a aprobar los términos del Brexit y la ausencia de noticias ha sido una mala noticia para la libra porque implica que puede que el Parlamento no tenga el poder de propiciar un Brexit más tranquilo y un proceso lento de salida de la Unión Europea. En cambio, el mercado se ha aferrado a las declaraciones de Broadbent, miembro del comité de política monetaria del Banco de Inglaterra, que ha declarado que subir los tipos de interés del Reino Unido para cumplir con su objetivo de inflación podría provocar “comentarios indeseables”. Los datos de inflación del Reino Unido se publican mañana y aunque la nación va a publicar muchos informes económicos, estas cifras deberían seguir en un segundo plano tras el Brexit. Teniendo esto en cuenta, puesto que esperamos que los informes sean positivos, puede que los inversores tengan la oportunidad de vender libras en niveles más altos. Entre el descenso de la divisa y la gran subida de los precios registrados en el PMI, esperamos que los precios de la producción suban más en el mes de septiembre.

Finalmente, el par EUR/USD trata de volver a situarse por encima del nivel de 1,10. Los precios al consumo de la eurozona subieron un 0,4% en el mes de septiembre, lo que supone una subida con respecto al mes anterior y justo como se había previsto. El anuncio de política monetaria del Banco Central Europeo será determinante para el EUR/USD esta semana. Puesto que no se espera que el banco central modifique los tipos de interés, el tono del presidente Draghi y las últimas previsiones económicas del banco central determinarán el rumbo del EUR/USD.

Ha habido un montón de titulares contradictorios sobre los planes del banco central. Hace dos semanas que la gran historia era la reducción del programa de adquisición de activos y esta semana se hablaba de ampliar aunque fuera sólo un poco el programa de expansión cuantitativa. Todo lo que hemos sabido de los responsables de política monetaria nos dice que se sienten cómodos con el nivel actual de estímulos pero que están preparados y dispuestos a aumentarlo si la economía se debilita. La última vez que el BCE se reunió, el presidente Draghi se mostró más confiado acerca de las previsiones económicas de la eurozona, utilizando la palabra resistencia en numerosas ocasiones. Sin embargo, también revisó a la baja sus previsiones de crecimiento y anunció la creación de unos comités del Eurosistema para evaluar las opciones de implementación de estímulos. Así que si Mario Draghi reafirma sus preocupaciones sobre la economía y pone mayor énfasis en la necesidad de más estímulos, probablemente se registrarán más pérdidas. Si se muestra optimista ‒y pensamos que así será porque se ha producido una mejora significativamente mayor en las economías de Alemania y la zona euro desde la última reunión del BCE y el reciente debilitamiento del euro asegura a la larga un impulso en la economía, el par EUR/USD podría encontrar su camino de vuelta hasta el nivel de 1,11.


tec_letras_png