Baja el USD/JPY antes de la reunión del Banco de Japón y el FOMC


Baja el USD/JPY antes de la reunión del Banco de Japón y el FOMC


usd-jpy-flags

Hemos tenido un inicio tranquilo de lo que debería ser una semana muy ocupada en el mercado de divisas. Japón ha estado cerrado por vacaciones y Estados Unidos no ha publicado informes económicos relevantes, de modo que los valores de la nación han estado entrando y saliendo de territorio positivo.

El dólar ha perdido posiciones o se ha mantenido estable con respecto a las demás monedas principales y el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años cerró la jornada sin cambios. Aunque los inversores están haciendo tiempo antes del anuncio de la Reserva Federal del miércoles, también están hartos de conservar dólares dada la poco probable posibilidad de una subida de los tipos esta semana. Llegado este punto, lo importante no es tanto lo que la Fed haga con los tipos de interés (porque todo el mundo espera que no hagan nada) sino más bien cómo de comprometidos están a subir los tipos de interés antes de finales de año. No hay duda de que el banco central reconoce las mejoras en la economía y la flexibilización de los riesgos globales pero si la Fed no toma ninguna medida en septiembre, el gráfico de puntos de previsiones tendrá que cambiar para reflejar una sola subida de tipos este año. Esto, junto con la decisión de mantener estables los tipos, debería ser inicialmente perjudicial para el dólar, pero si más de un miembro del FOMC disiente de mantener estables los tipos y Janet Yellen repite lo que dijo en Jackson Hole ‒que han aumentado las posibilidades de que suban los tipos‒ el dólar se disparará.

boj_noticiaampliada

En nuestra opinión, la gran incógnita es la que presenta el Banco de Japón, que tiene un largo historial de sorpresas en cuando a los movimientos de su política monetaria. Los últimos informes económicos muestran que la economía de Japón sigue luchando y a pesar de los programas de estímulos del gobierno japonés, ha habido pocos impulsos positivos.

El Nikkei informó que el Banco de Japón podría plantearse situar los tipos en territorio aún más negativo, y si tienen razón, esta inesperada relajación hará descender considerablemente el yen pero si las manos del banco central permanecen atadas otro mes más, el yen subirá a causa de la decepción. Creemos que las posibilidades de que el Banco de Japón efectúe cambios sustanciales en la política monetaria son escasas y, al final del anuncio, los inversores saldrán decepcionados una vez más.

Mientras tanto, la caída del dólar provocó la caída de las tres divisas vinculadas a las materias primas. El petróleo recibió una inyección de energía y subió más de un 1% pues el presidente venezolano, Nicolás Maduro, declaró que países miembros y no miembros de la OPEP estaban a punto de llegar a un acuerdo para estabilizar el suministro de petróleo. Además de recibir de buen grado las noticias sobre una posible congelación de la producción, los disturbios en Libia también han contribuido a impulsar los precios del petróleo. El malestar militar en Libia ha afectado a los puertos petroleros del país, retrasando el suministro.

La divisa que mejor actuación ha ofrecido hoy ha sido el dólar australiano, que ha revertido su rumbo alejándose del EMA de 100 días, en torno al nivel de 0,7450, y se ha disparado por encima del nivel de 0,75. Los datos de China contribuyeron a impulsar el dólar australiano pues el país ha publicado unos alentadores datos sobre vivienda. Los precios de la vivienda de China subieron un 9,2% frente al 7,9% del período anterior. El Banco de la Reserva de Australia publica las actas de su última reunión esta noche. Si hacemos memoria, el anuncio del Banco de la Reserva de Australia es relativamente neutral ya que el banco central ha afirmado que “datos recientes sugieren que el crecimiento global continúa, a pesar del gran descenso en la inversión de las empresas, ayudado por el crecimiento en otras áreas como la demanda interna y las exportaciones. Los indicadores mercado laboral siguen siendo algo dispares, pero indican la continua expansión del empleo a corto plazo”. Si esta confianza se ve respaldada en las actas del Banco de la Reserva de Australia, el AUD podría ganarles más terreno a las demás monedas principales. El dólar de Nueva Zelanda también se vio respaldado por los datos. El PMI del sector servicios de Nueva Zelanda ha subido con respecto al período anterior, registrando una lectura de 57,9 puntos frente a los 54,5 de julio. La confianza de los consumidores de Westpac también mostró un aumento en el tercer trimestre, registrando una lectura de 108 puntos frente a los 106 del período anterior. El Banco de la Reserva de Nueva Zelanda se reúne esta semana y, habiendo subido los tipos en agosto, no se esperan más cambios.

Tras el desplome de la semana pasada, el EUR/USD se encuentra ahora confinado entre el EMA de 100 y 200 días. La eurozona no publicará informes económicos relevantes hasta el viernes, por lo que el principal impulsor del euro será el interés del mercado por los dólares. La libra, por otra parte, revirtió ganancias anteriores después de que Weidmann, dirigente del Bundesbank, dijera que el Reino Unido perderá los derechos de pasaporte si abandona el espacio económico europeo (EEE). Estos derechos son importantes porque están vinculados a la capacidad del país para realizar negocios en toda la Unión y obligaría a muchas empresas con sede en Londres a trasladar sus oficinas a otros lugares. Tras algunos meses de calma, el Brexit vuelve a encabezar titulares y recuerdan a los inversores las graves consecuencias de abandonar la Unión. Teniendo esto en cuenta, creemos que el EUR/GBP está listo para subir, ya que los titulares han hecho que los inversores se alejen de la libra.


tec_letras_png